salem-capillaObra del 1901 es una obra modernista de ladrillo, de gran belleza, predominan los colores rojizos del ladrillo, los contraste de luz de los múltiples elementos decorativos (pilastras, ojos de buey, rombos, pináculos, etc.). En conjunto, es difícil que, con unos materiales tan pobres, se pueda conseguir un resultado estético tan bien equilibrado y vistoso. En este sentido, bien se puede decir que la necrópolis de Salem –restaurada en 2002-2003– es una obra maestra del patrimonio arquitectónico del Vall d’Albaida.