convento-agustinas-descalzasEste edificio es una fundación póstuma de San Juan de Ribera que fue bendecido en junio de 1611 cuando las Agustinas Descalzas establecieron la clausura. Destaca su cláustro y un amplísimo huerto así como numerosos rincones que son testimonio de la vida de la Beata Inés que habitó este monasterio.