En el convento de los Padres Franciscanos, de arquitectura neoclásica, un claustro plagado de recordatorios fotográficos y unos azulejos coloradísimos nos anuncian el espíritu del Museo de Ciencias Naturales situado en la primera planta, en unas dependencias de pequeñas dimensiones. Nace de las intenciones universalistas de los primeros museos del siglo XVII que pretendían abarcar todas las facetas del conocimiento de la época. Este exhaustivo propósito queda hoy desfasado, pero ahí reside su principal encanto.

Así pues, fósiles, minerales, muestras variadas de zoología embalsamada, mariposas encajadas, una cabeza reducida de jíbaro contemplando un cabrito con dos patas en la espalda, cerámica precolombina, dientes de tiburón, una momia egipcia, moluscos, huevos o pájaros de todas las latitudes son parte de los centenares de elementos que ocupan simétricamente unas monumentales vitrinas.

La visita debe vivirse, como un paseo por diferentes disciplinas y épocas, con el fin de curiosear y dejarse sorprender por unas piezas que poseen una real presencia cinematográfica y que dan mucho juego para el comentario.

INFORMACIÓN

Dirección: Avda. Sant Francesc, 5- 46870  Ontinyent

Teléfono: 96 238 00 01

Horario:de lunes a viernes de 10 a 13h. Sábados bajo petición.

Precio: consultar