Construido sobre la antigua ermita dels Sants de la Pedra, en la parte más alta del término de l’Olleria, el Convento de los Padres Capuchinos reúne dos colecciones: una de vidrio y la otra de pintura. Es un edificio austero que consta de un pequeño claustro y un jardín adosado, el cual alberga en una sala cerrada alrededor del claustro una colección de vidrio. Amontonadas en estanterías podemos ver una gran variedad de piezas dispuestas de forma confusa: jarras de agua, vasos o botellas de vino que reflejan la antigua tradición vinícola del pueblo, las cuales si nos acercamos las reconoceremos datadas en siglos XVI, XVII, XVIII. Con estas piezas más nobles cohabitan centros de mesa, peces de colores, fruteros de elaboración más reciente y seriada y un horno de cocción del vidrio que nos recuerda las formas más artesanales del proceso de fabricación.

Enfrente se encuentra la colección de pintura de Marziali, un pintor que durante su estancia en el convento y utilizando la técnica de la espátula, plasmó escenas de la vida cotidiana de los franciscanos. Desde un patio interior se accede a la bodega donde se ha instalado una modesta muestra etnográfica.

Es aconsejable un paseo por el jardín, antiguo huerto, y así gozar de la presencia de un monumental mirto, acompañado por otras variedades de matorrales, todos éstos regados por el agua de una balsa generosa.

INFORMACIÓN

Dirección: C./ Camí de Caputxins s/n-46850 L´Olleria

Teléfono: 96 220 00 63

Horario: consultar

Precio: consultar