Inicio: Castelló de Rugat
Distancia: 75 Km

POR LA “OMBRIA”, AL ABRIGO DEL BENICADELL

( De Albaida a Bufali, pasando por Atzeneta d’Albaida, Salem, Castelló de Rugat, Rugat, Aielo de Rugat, Terrateig, Montitxelvo, Ráfol de Salem, Beniatjar, Otos, Carrícola, Beigida y El Palomar)

El Benicadell es mito, referencia paisajistica y evocación de la montaña en la Vall d’Albaida: es magia en estado puro. El da nombre a la sierra de la Vali por excelencia. Como bien dice el poeta valldalbaidi David Mira, la Vali se hace sierra en el Benicadell. Pero no todos en la comarca lo denominan Benicadell: en los pueblos de la baronia de Llutxent _ especialmente en Quatretonda – es conocido corno cerro de Mediodia, mientras que los pueblos más cercanos a su sombra, lo llaman simplemente la Peña. Con permiso de Mariola: la montaña más entrañable, emblemática y estimada por la mayor parte de los vecinos y vecinas de la comarca. El Benicadell es, por tanto, el principal punto de referencia del itinerario más largo de esta publicación. Se inicia la ruta camino de Albaida, y después de atravesar los pueblos de su histórico marquesado, se llega hacia los limites físicos mas orientales de la sierra a la cual da su nombre el Benicadell. Corren y corren los kilómetros entre peñascos, más allá del puerto y la
hoya de Salem. A lo largo de una sombra acogedora, llena de fuentes y nacimientos que hacen posible tierras abajo la vida de las huertas y pueblos, al mismo tiempo que conforman barrancos y ríos emblemáticos en la comarca. Precisamente a la sombra de la gran montaña se resguardan algunos de los núcleos urbanos más pequeños de la comarca: Atzeneta d’Albaida, el Palomar, Carricola, Otos, Beniatjar„ Salem Castelló de Rugat, Ráfol de Salem, Rugat, Aielo de Rugat, Montitxelvo y Terrateig„ son tan pequeños que entre todos no llegan a sumar por ejemplo a los vecinos de un barrio cualquiera de Ontinyent. Pero esto no es más que una ventaja , ya que este hecho demográfico y urbanístico, permite disfrutar de los pueblos más acogedores, amables, humanos y, arquitectónicamente hablando, mejor conservados de todo el conjunto comarcal. Por si fuera poco, en la ruta también encontraremos abundantes recursos patrimoniales: pozos de nieve, relevantes yacimientos arqueológicos, torres vigía y castillos de estilo andaluz, palacios, casas señoriales , fuentes, cuevas, y sobre todo, las mas amplias y espectaculares panorámicas de ensueño. No deberia decirlo , pero. con el corazón en la mano: he de reconocer que es mi ruta preferida. Y es que, amigos y amigas, el Benicadell enamora.